El mejor equipo hace de cada actividad una experiencia inolvidable. El deporte está presente en la gran mayoría de las actividades. Después de 8 horas de clase sentados, los niños y niñas necesitan moverse. En OIKO aprenden jugando. El objetivo es que quieran volver al día siguiente.